Residencial con certificación Passivhaus

Vivienda unifamiliar Passivhaus en Burgos

Vivienda unifamiliar aislada que se asienta en el lado norte de la parcela, planta en «U» y orientación predominante sur. La composición de huecos en fachada da respuesta al uso, al cumplimiento de la Normativa y a las exigencias del estándar Passivhaus; así en fachada sur se disponen cerramientos con gran superficie acristalada en cada planta que servirá como captadores de energía tratando de conseguir el máximo aprovechamiento solar en el periodo invernal. La elección de materiales trata de proporcionar al edificio una imagen contemporánea, a la vez que una integración con el entorno de la Barriada, cumpliendo los requisitos marcados por la normativa: cerramiento de termoarcilla, aislamiento térmico exterior y mortero de cal; tabiquería de ladrillo y cartón-yeso, carpintería exterior de altas prestaciones con triple vidrio, pavimentos de tarima de madera y piedra de Campaspero y cubierta a dos aguas de teja.

Se ha realizado un primer ensayo de hermeticidad en obra dando un resultado de 0.3 r/h, muy por debajo del límite establecido para la certificación.

Valores específicos de energía


Demanda de calefacción:

<15 kWh/(m²año)


Demanda de refrigeración:

<15 kWh/(m²año)


Carga de calefacción:

<10 W/m²


Carga de refrigeración:

<10 W/m²


Energía primaria:

<120 kWh/(m²año)


Ensayo de presión n50:

<0.60 renovaciones/hora