Passivhaus en el Plantío

Primer edificio certificado Passivhaus en Madrid capital

“Mis hijos a través de la casa en la que vivimos van a tener otra visión del mundo” Andrés

Nuestros primeros clientes en acceder a una vivienda Passivhaus. Dudas. Preguntas. Respuestas. Acto de fe –ellos-, certidumbres –nosotros- sobre las bondades de una casa pasiva: calidad del aire interior, confort, sin un sistema de calefacción ni climatización convencional, ventilación con intercambiador de calor de doble flujo, estanqueidad al aire (test de blower door: 0,44), vidrios con doble cámara de aire, control solar, aislamiento térmico de gran espesor…

Sobre una parcela de 500 m2 trapezoidal, casi rectangular, se plantea un proyecto compacto, hermético al exterior y abierto en su interior. Huecos controlados al oeste, este y norte, sin aparente orden, cuadrados, siguiendo las proporciones áureas en relación a la planta de la vivienda. Lamas al sur. Domotizadas, para controlar la incidencia solar en verano y la captación de calor en invierno. Juegos de volumen en el interior, luz con tensión tangencial. Pocos materiales: madera, vidrio,  hormigón y pizarra. Alrededor de la casa todo jardín, cuidado, verde en contraste con el blanco exterior de la vivienda, en confrontación: “A ver si roncas tú tanto como yo ronco” (Ay… don Antonio Almendros Aguilar). Para ello esperaremos tres primaveras -quizás cuatro- y un cielo azul con olor a ozono de lluvia recién caída. Nada más. Disfrutadla.

Valores específicos de energía


Demanda de calefacción: 10,8 kWh/(m²año)


Demanda de refrigeración: 6,9 kWh/(m²año)


Carga de calefacción: 11,3 W/m²


Carga de refrigeración: 9,2 W/m²


Energía primaria: 97,0 kWh/(m²año)


Ensayo de presión n50: 0.44 renovaciones/hora

Passivhaus en el Plantío Passivhaus en el Plantío Passivhaus en el Plantío